RETO 365 RECETAS SANAS Y NATURALES

Cada día aquí en el blog, encuentra una receta sana y natural para mejorar tu alimentación.

Domingo 08/10/2017, día 35 de este reto, 365 recetas sanas y naturales, probadas por mi y compartidas contigo.

Y así es, las elijo, las pruebo y las comparto. Como verás todo lo que te traigo es muy sencillo, y es que me gusta hacer las cosas fáciles, para que sean llevaderas y pueda mantenerlas en el tiempo, que es de lo que se trata.

Hay personas que les gustan los ingredientes o elaboraciones más sofisticadas, y está bien, cada uno es como es. Yo prefiero complicarme poco la vida, de hecho mi estómago me lo agradece, porque las digestiones son más ligeras y requieren poco trabajo por parte de mi sistema digestivo.

Aprende a escuchar tu cuerpo, porque te da pistas continuamente de lo que es mejor para él.

¿Qué poco hacemos esto, verdad? Escuchar al cuerpo digo. Si nuestro cuerpo fuera un carro tirado por caballos, para que te hagas una idea, estaríamos todo el día dándoles latigazos, para que si se cansan continuen, para que sigan hacia adelante con fuerzas o sin ellas, siempre hacia adeltante.

No sé si te imaginas la escena.

Si me canso, me tomo un café, si me siento débil, me tomo vitaminas, si me cae el pelo, me aplico un champú especial, y así un largo etc de parches y soluciones temporales.

Sin embargo si conociéramos cuales son las necesidades vitales para nuestro organismo, y aprendiéramos a fluir con él, muchos de nuestros problemas desaparecerían, y tendríamos el bienestar que tanto anhelamos.

Tu cuerpo siempre trabaja para estar saludable, si tú colaboras con él le

facilitas mucho la tarea y empiezas a sentirte mejor. 

Pero claro, no nos han enseñado a cuidarnos y así nos va.

La receta de hoy es una opción sana de la típica pizza. La anterior receta de pizza que te traje (mírala aquí) llevaba masa de espelta, esta lleva coliflor:

PIZZA CON BASE DE COLIFLOR

Media coliflor

1 huevo (mejor ecológico)

sal marina

pimienta y comino molido

champiñon

tomate

toque de queso mozzarella

orégano

aceite de oliva virgen

En primer lugar picamos bien la coliflor hasta obtener una pasta homogénea.

El siguiente paso, y para mi el más importante, es eliminar toda el agua posible de la pasta de coliflor, ayudándote de un trapo de algodón blanco o un colador de tela. Es importante porque de esta forma la masa quedará más crujiente, sino es posible que reblandezca y se rompa al comerla.

Una vez eliminada el agua, añadimos el huevo batido y mezclamos bien. Luego salpimentamos y añadimos el comino al gusto.

Extendemos la masa en papel de horno y la colocamos a 175º C durante 15 minutos aproximadamente, hasta que esté dorada.

Retiramos la masa del horno y colocamos los champiñones laminados, el tomate a rodajas, incorporamos el queso, orégano y un chorrito de aceite.

Introducimos de nuevo en el horno, hasta que el queso esté derretido, momento en el que sacamos de nuevo en el horno y ya podemos disfrutar.

He hecho hincapié en el hecho de eliminar toda el agua que puedas de la col, porque a mi me ha pasado, que al no hacerlo bien, no ha quedado como debería. Otra razón para repetir esta receta, y contarte cómo me ha ido, je.

¿Qué tal si te animas, al menos a probar una receta a la semana?

No me digas que no te lo pongo fácil!?

 

Es una propuesta muy sencilla. Sin embargo no tienes por qué quedarte en eso, puedes probar todas las que quieras. Yo por mi parte una vez por semana te enviaré un resumen de las recetas de la semana. Pero para eso debes haberte inscrito en la newsletter, ¿lo has hecho ya? ¿A qué esperas? Hazlo ya!

 

Al terminar esta publicación verás un formulario de suscripción, utilízalo, introduce los datos y listo.

 Déjame tus comentarios aquí abajo, me gustará saber de ti.

Bueno, realmente espero que todo lo que vaya compartiendo contigo sea útil para ti.

Nos vemos mañana!

Con amor, Eva.

0 comentarios

Pin It on Pinterest

Shares
Share This