“Cuando empiezas a ser consciente de que es posible volver a ti, sólo te queda tomar la decisión de emprender el camino de vuelta a quien eres en realidad y empezar a desprenderte de las capas de la coraza que has construido tú mism@.”

 

 

Dejarte de lado provoca muchas veces una distorsión de tu peso, tanto para arriba, como para abajo. Pero no solemos darnos cuenta de que nos hemos abandonado, simplemente actuamos automáticamente y nos dejamos llevar, convirtiéndonos en víctimas de las circunstancias y delegando el mando de nuestra vida y de nuestro cuerpo. Es cierto que en muchas ocasiones y según las circunstancias de la vida de cada uno, parece misión imposible tomar ciertas decisiones y emprender acciones que nos lleven al objetivo deseado. Pero también es cierto que tendemos a no tomar responsabilidad de nuestro cuerpo, simplemente porque nos hemos resignado y pensamos que no es posible cambiar, o porque nos supone un esfuerzo que no estamos dispuestos a asumir.

 

Cuidarte y quererte debe estar a la cabeza de tus prioridades.

Empezar a cuidarte es empezar a quererte, y empezar a quererte es empezar a ver cambios positivos en tu vida e inicia el camino de vuelta a ti.

 

Cuando tomas la decisión de cambiar cualquier aspecto de tu vida es fácil que aparezcan pensamientos boicoteadores. En el ámbito de la alimentación ocurre lo mismo. Posiblemente aparezcan pensamientos negativos, basados en tu sistema de creencias, provenientes de tu zona de confort que lo único que quieren es mantenerte donde estás y “protegerte” de lo nuevo, y por tanto, de la incertidumbre. La zona de confort está compuesta por aquello que conoces y que te hacer sentir cómod@, pero que no implica que sea beneficioso para ti.

 

Pensamientos como,

cuidar la alimentación es sinónimo de prohibición o

la última vez no lo conseguí ahora tampoco lo podré hacer,

son pensamientos creados a partir de tus experiencias pasadas o tu falta de confianza en ti, pero no tienen porque crear tu realidad a partir de ahora.

 

En tus manos y tu decisión está el poder de cambiarlos.

 

¿Qué resultados crees que obtendrás haciendo lo mismo de siempre?

Es lógico pensar que actuando como siempre obtendremos lo de siempre.

Para empezar a ver cambios en tu cuerpo deberás empezar a hacer cambios en qué, cómo y cuándo comes. Pero eso no implica que el proceso deba ser desagradable y drástico, sino que es posible empezar a experimentar cambios de una forma progresiva que te permita integrar nuevos hábitos acordes a ti.

 

Es posible alimentarte de una forma saludable, disfrutar mientras comes, y conseguir mejorar tu salud y con ella tu vida.

 

El sistema de creencias al que estamos acostumbrados dicta que con la edad nuestro cuerpo se distorsiona, y empiezan a hacer acto de presencia las enfermedades. Es lo que vemos a nuestro alrededor y es lo que hemos asumido que será. Sin embargo eso no tiene porque ser así, al menos puedes poner de tu parte para que tu cuerpo acumule años de una forma saludable sin renunciar al placer de disfrutar de la comida.

 

Volver a ti es tomar el mando de tu vida, retomar el camino de vuelta a un cuerpo sano y vital, que te pertenece por naturaleza, y que te permitirá disfrutar de la vida de una forma más positiva. Se trata de un proceso de cambio, de mejora y autoconocimiento. Un proceso de no retorno, porque una vez experimentas lo bueno ya no quieres lo anterior.

 

♥ Cree que es posible.

♥ Toma la decisión de emprender un nuevo camino de mejora en tu alimentación.

♥ Aparta tus miedos y ponte a ello, hazlo con miedo, con inseguridades, pero hazlo.

♥ Mírate al espejo y di “soy capaz de conseguirlo”.

♥ Recuerda tu cuerpo en sus mejores tiempos y date cuenta de que sigue estando ahí, en ti.

♥ Empezar a trabajar en ti te desprenderá de las capas que te envuelven y permitirá que tu verdadero yo empiece de nuevo a dejarse ver.

♥ Disfruta del camino y sé consciente de que se trata de un proceso.

♥ Celebra tus pequeños logros porque serán la base de tu cambio.

♥ Mímate y no te riñas, nadie consigue cambiar en dos días.

 

 

Date la oportunidad de brillar como tú puedes hacerlo, deja de pensar que no puedes o incluso que no lo mereces. Empezar a mejorar tu vida te aporta momentos de disfrute y permite a los tuyos disfrutar más de ti.

 

 

“Vuelve a ti a través de la alimentación, yo puedo ayudarte. Es increíble el efecto tan positivo que tiene la alimentación adecuada en nuestras vidas y nuestra autoestima, sobre todo cuando se hace desde la consciencia y la experiencia personal. Que no te lo cuenten, HAZLO!”

Pincha aquí y lee el Testimonio de Rosa

Si te ha gustado y no quieres perderte nada de lo que publico regístrate! Es gratis, es sólo un momento, recibirás información útil por mail y nos mantendremos en contacto.
Deja tus comentarios aquí abajo, me encantará leerte!
Comparte si crees que le puede ser útil a alguien de tu entorno.
Gracias por estar ahí!
Feliz Día!

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This